Polígono 4 Elizabeth Casasola

El jardín burgués

No solo los sujetos fueron colonizados, también los ecosistemas. Se transportaron distintas especies y se modificaron para soportar el cambio de suelo y clima. Se han intentado grandes acciones mudando flora para su explotación, como lo hizo Ford en Brasil para plantar hule natural y que terminó siendo una pérdida. También hubo movimientos de vegetación para la decoración de jardines burgueses.

Muchas veces se dieron como ofrendas o regalos, incluso en la época contemporánea. En 1954, el último emperador etíope, Haile Selassie I, visitó México y como señal de agradecimiento por la ayuda que nuestro país envío durante el conflicto entre Etiopía e Italia en la Segunda Guerra Mundial, regaló palmeras a México. Ya desde los años 30 ‘s CDMX empezaban a adornar las calles de la ciudad con la finalidad de recrear el entorno tropical de California.

Entre las expulsiones, los exilios, refugiados, los jardines burgueses fueron abandonados o destruidos. Maria Casares se exilió durante la Guerra Civil a Francia, no quiso volver nunca porque los vencedores de la guerra destruyeron el jardín burgués que tenía su casa.